Navarro ayer
Navarro hoy
Partido de Navarro
Símbolos oficiales
Autoridades
Economía y producción
Educación
Patrimonio cultural
Tangible
  Intangible
Turismo
Medios de comunicación
Intituciones intermedias
Navarrenses destacados
HomeContáctenos



Ciudadanos ilustres  |   Educación  |  Deporte  |   Política  |   Moda
Interior  |   Música y espectáculos  |   Arte y letras  |   Sitios públicos
  Sebastián Ferzzola (1910-2003)
Su nombre le fue impuesto al Circuito Automovilístico Municipal
Vecino destacado por su contracción al trabajo comunitario, en el que descolló desde su actuación en innumerables instituciones. Construyó, junto a otros vecinos, el primer Circuito Automovilístico de Navarro y fue fundador de la “Peña Automovilística Cimarrón”, desde la que dio un importante impulso al automovilismo local.
La comunidad, a través de sus autoridades realizaron un acto de justicia al bautizar al Autódromo Municipal con su nombre.
  Felipe A. Cámbas
Primer Intendente Municipal de Navarro, elegido en el año 1886 a partir de desaparición del cargo de Presidente de la Municipalidad y de la creación de los Concejos Deliberantes, su período se extendió desde el 02/07/ 1886 hasta el 30/07/1887.
  Plácido F. Venturini
Su nombre le fue impuesto al Barrio construido en 1998 en Villa Moll
Político navarrense enrolado en el Partido Justicialista, que desempeñó el cargo de Concejal en tres períodos en representación de la comunidad de Moll. Entre los años 1992 y 1997 se desempeñó como Delegado Municipal, logrando importantes adelantos para su comunidad. Por su honestidad en la función pública y su dedicación a su pequeño pueblo, los vecinos, en reconocimiento a su labor solicitaron a las autoridades comunales la imposición de su nombre al barrio gestado a través de su iniciativa.
  Manuel J. García
Intendente Municipal de Navarro en los años 1923-1927 y Comisionado Municipal entre los años 1940-1941. Sus condiciones personales al frente del municipio y el afecto ganado en su comunidad lo hicieron merecedor de que su nombre fuera impuesto al entonces bulevar Río de la Plata.
  Modesto E. Moll
Político navarrense de marcada participación pública en mediados y fines del siglo XIX.
Intendente Municipal en los años 1898
Fue uno de los primeros navarrenses que a partir de la primera mitad del siglo XX fueron distinguidos por la comunidad con la imposición de su nombre a una calle de la ciudad.
  Dr. José Miguel Altube
Médico navarrense fallecido trágicamente en el año 1939. Su calidad humana en el desempeño de la profesión junto su amplio sentido solidario, le valió para que toda la comunidad de entonces lo tuviera como a un verdadero filántropo de la medicina. La comunidad, luego de su muerte lo homenajeó imponiendo su nombre a la actual calle 26, años más el nombre es remplazado y la calle 26 es rebautizada con el nombre de Gral. Martín M. de Guemes.
Finalmente, en el año 1988, el H. Concejo Deliberante reconociendo la injusta medida, impone el nombre Dr. Altube a la Calle 14.
    Bernardo Espil
Político navarrense de la segunda mitad del siglo XIX.
Sus méritos como Intendente fueron reconocidos por las autoridades y comunidad de su tiempo, y su nombre fue impuesto a la calle 18 de la ciudad, convirtiéndose en el primer navarrense que recibió tal distinción.
  Manuel de Elizalde
Su nombre le fue impuesto a la calle 28
Político navarrense. Reconocido Intendente Municipal que se desempeño en ese cargo durante dos períodos; el primero de 1908 a 1911, y el segundo desde 1915 a 1917. En el año 1911 es elegido Diputado Provincial. Durante sus gestiones ejecutivas y legislativas produjo cambios importantes a favor de su comunidad. Las más destacadas: la construcción del Hospital y Asilo “San Antonio de Padua” y la gestión de la construcción y servicio del ferrocarril de trocha angosta.
  Tomás Alfredo Walsh - Hermano Septimio
(1914-1990)

Sacerdote Marista propulsor de la educación católica en Argentina
Su nombre fue impuesto a la calle 32Sacerdote “La escuela privada, la libertad de enseñanza, son Septimio”... así bien lo definió el Ministro de Educación de la Nación Antonio Salonia en febrero del año 1990, cuando se refirió a su fallecimiento.
Nació en Navarro el 5 de abril de 1914. Hijo de un humilde hogar de inmigrantes irlandeses. A los 12 años de edad ingresó en el Seminario marista de Luján, cumplido su primer ciclo de estudios religiosos y pedagógicos, formalizó su profesión religiosa perpetua el 31 de enero de 1936.
Luego de actuar en varios colegios de Luján, Morón y Marcos Juárez, y de desempeñarse con profesor de la Escuela Normal Superior “Marcelino Champagnat” de Luján, pasó a integrar la comunidad marista de Buenos Aires, en febrero de 1943.
En esos días asumió la dirección de las revistas “El Amigo” y “Ecos de Familia”, al mismo tiempo que continuaba sus estudios en la carrera de Letras en la Universidad de Buenos Aires, en la que se graduó profesor en 1947.
En 1951 viajó a Francia para participar de un curso de estudios ascéticos y pedagógicos de alto nivel. En febrero de 1952 se convierte en co-fundador y secretario del consejo Superior de Educación Católica (CONSUDEC), cargo en el que se desempeñó hasta su fallecimiento.
Fue Rector del Instituto del Profesorado de CONSUDEC, también hasta su fallecimiento; participó como disertante en numerosos Congresos Pedagógicos en el país y en el exterior, llegando a Chile, Colombia, México, San Salvador, Uruguay, Brasil, España y Estados Unidos. En su larga vida dictó innumerables conferencias en Capital Federal y en todas las provincias argentinas.
Consultor obligado de numerosos y calificados funcionarios del Ministerio de Educación de distintos gobiernos nacionales, participando como asesor de autoridades de congregaciones religiosas de la Iglesia Católica y de otras confesiones, tanto cristianas como no cristianas. Su tarea ha sido evaluada como fundamental en la educación Argentina.
Tomas Alfredo Walsh, el Hermano Septimio, falleció en Buenos Aires el día 2 de julio de 1990; ese día, las más altas autoridades nacionales, civiles, militares y religiosas del país así como los más importantes medios de comunicación expresaron su pesar por tan importante pérdida para la educación de nuestra patria..
Sus restos descansan en la vecina ciudad de Luján.
  Horacio Montenegro
Su nombre le fue impuesto a la calle 36
Caritativo vecino de Navarro que desarrolló una silenciosa pero importante tarea social en beneficio de nuestros vecinos más necesitados.
Durante más de cincuenta años consecutivos fue miembro de la Comisión Vicentina de Navarro, desde la que sirvió a la atención y al auxilio de los pobres, aún postergando sus propias necesidades.
  Misionera Orfelia Lescano (1878-1940)
En el año 1984 su nombre es impuesto a la Escuela N° 15 de Navarro. En el año 1996 su nombre fue impuesto a la calle 38
Religiosa misionera nacida en el pueblo de Navarro en el año 1878.
Cursó sus estudios primarios en la Escuela N°1 de nuestra localidad y sus estudios de magisterio en la ciudad de La Plata.
Ejerció la docencia en Navarro, en la misma escuela que la había tenido como alumna, hasta que luego quince años de magisterio logra obtener una jubilación para legar a su madre. A los treinta y tres años de edad se ordena monja, y el 31 de diciembre de 1911 se embarca a Francia para ingresar a la Congregación de Hermanas Misioneras de París. En septiembre de 1912 viaja a África y se incorpora a las Blancas Misioneras de Ntra. Señora del África con el nombre religioso de Sor María de la Pasión . En ese lejano continente desarrolla toda su vocación evangelizadora, social y docente con sus votos de caridad y pobreza bajo su lema: “por las almas blancas de los cuerpos negros”. Falleció en el año 1940, y sus restos descansan en la Misión africana que la tuvo como activa luchadora.
  Monseñor Gregorio López (1927-2000)
(el Padre Goyo)
Su nombre le fue impuesto a la Calle 42
Hijo de un humilde hogar navarrense, “Goyito” López, el Padre “Goyo” o Monseñor López, fue un sacerdote cuya personalidad siempre dejó traslucir el amor a su pueblo natal, a su familia de origen y a sus amistades de la infancia pueblerina.
Ordenado sacerdote, se desempeñó como teniente Cura en la parroquia de la localidad de Vedia, Pcia. de Bs. As. ara luego desarrollar su vocación en la ciudad de Gral. Rodríguez.
Luego de esa ciudad, la Iglesia le confía la Parroquia San Pedro, de la ciudad de Chivilcoy, de la que fue párroco durante veintiséis años.
Por último, convocado por el Arzobispado Mercedes-Luján, cumple funciones de Administrador General con grado de Vicario.
Sus recurrentes visitas al pueblo que lo vio nacer, y en el que, frecuentemente, prestaba servicios pastorales, recuerda con suma afecto a este hijo dilecto. En su homenaje, y a solicitud de los vecinos del barrio de la Capilla del Carmen, la Calle 42 fue bautizada con su nombre.
  Monseñor Miguel De Andrea –Obispo de Temnos
Su nombre le fue impuesto a la calle 107
Nació en Navarro el 5 de julio de 1877, hijo de Nicolás de Andrea (maestro de obras que intervino en la construcción del Templo Parroquial) y Josefa Parente. Se ordena sacerdote en Roma en el año 1899, de regreso a Buenos Aires se hace cargo de la rectoría de la Universidad Católica y cumple tareas de Capellán en el Convento de Santa Catalina.
En 1924 formó parte de la terna para que de ella se eligiera y nombrara al Arzobispo de Buenos Aires, pero sus profundas convicciones y acciones en el ámbito social, le jugaron en contra a la hora de tener la aceptación.
Del importantísimo patrimonio pastoral y social de su obra, se destaca claramente la fundación de la Casa de la Empleada, institución que cobija a la mujer sola, desamparada y/o madre soltera.
Su obra es reconocida no sólo en nuestro país, sino en América toda.
Falleció el 5 de agosto de 1960. Cuatro años más tarde, autoridades y pueblo de Navarro le tributan su homenaje construyendo un monumento sobre la plaza principal, frente a la Parroquia, primera y única oportunidad que Navarro es visitado por un presidente de la Nación en Ejercicio. El Dr. Arturo Illia presidió los actos de inauguración, en los que, además se estableció el nombre Monseñor Miguel De Andrea a la actual calle 107 de la planta urbana.
  Dr. Juan Francisco Almirón
En el año 1992 su nombre le fue impuesto a la calle 117
Reconocido médico que vivió en Navarro entre los años 1920 y 1950.. Fue Director del Hospital San Antonio de Padua. En forma paralela a la vocación profesional puesta al servicio de la salud de su pueblo adoptivo, participó activamente en política, habiendo desempeñado los cargos de Concejal, Comisionado Municipal e Intendente Municipal en el período 1932/1934.
El carácter filántropo que imprimió a su profesión y la brillantez con que ejerció la medicina quedó marcado en la memoria de sus vecinos, por ello, en el año 1992, el pueblo de Navarro a través de sus autoridades realizó el merecido reconocimiento de imponer su nombre a la calle 117.
  Alejandro Meoniz
Su nombre se impuso al campo Deportivo de Rugby
Joven jugador de rugby fallecido en el año 2003 en el campo de juego, como homenaje a él, sus compañeros de equipo realizaron las gestiones para que el Campo Municipal de Rugby fuera bautizado su nombre.
  Amelia Larregina de Basualdo
Vecina de Navarro que durante décadas atendió con verdadera vocación de servicio a las dolencias menores de sus convecinos.
Amelia, la “curandera” de Navarro, calmaba “empachos”, “ojeadura” e “insolación” a cuanto vecino acudiera a su muy humilde vivienda. Por su “ciencia oculta” pasaron generaciones de navarrenses de toda clase socio-económica y cultural en busca de los alivios que la fe y la creencia otorga, sin lucrar y sin pedir nada a cambio.
Luego de su fallecimiento, a pedido de los vecinos de su barrio “Matadero”, su muy sencilla placita fue bautizada con su nombre.
  Emmanuel Chaar
Su nombre se impuso a la Plaza Infantil
Arquero de fútbol infantil fallecido trágicamente a los 11 años. La Municipalidad de Navarro bautizó con su nombre a la placita de juegos ubicada en calle 22 entre 107 y 109.
  Jorge Diz (Deportista Lisiado)
En el año 2000 su nombre fue impuesto al Campo Polideportivo Municipal.
(ver detalle en Destacados del Deporte)
El más grande deportista que ha tenido Navarro hasta la fecha.
Nacido en Navarro en el año 1934.
A la edad de un año y medio contrae poliomielitis, enfermedad que le deja una secuela irreversible en su pierna izquierda. Aún con esa imposibilidad, desde niño con su espíritu superador logra verdaderas proezas en el ámbito deportivo competitivo, alcanzando niveles de rendimiento excelentes. Consagrado Campeón Mundial y Olímpico.
    Rogelio Gregori (Ciclista)
Su nombre fue impuesto al Velódromo Municipal
Comerciante local que se brilló como ciclista prominente antes de mediados del siglo XX, su conducta deportiva y su ejemplo de vida sana han sido una permanente referencia para los amantes de este deporte. Actualmente con más de noventa años de edad, suele recorrer decenas de kilómetros en su bicicleta, cubriendo sin esfuerzos distancias entre Navarro y Lobos, o Navarro y Luján.


Combatientes de Malvinas

El nombre impuesto al Bulevar 119 rinde homenaje a los siguientes jóvenes navarrenses que combatieron en la guerra de las Islas Malvinas en el año 1982.

Ex Combatientes de Navarro

CARABALLO, Rubén Abel
CARINO, Luis Alberto
CASTRO, Oscar Eduardo
CÓRDOBA, Miguel Ángel
DE CRUZ, Juan Carlos
DÍAZ, Raúl Alberto
FERREÑO, Gustavo Esteban
FERZZOLA, Claudio José
GUTIERREZ, Juan Carlos
MAGUIRE, Fabián Orlando
NAVARRO, Gustavo Daniel
NUÑEZ, Alberto Oscar
ONETTO, Oscar Alfredo
PARENTI, Juan Carlos Ulderico
PERALTA, Mario Alfredo

  PERINETTI, Andrés Gaspar
POUYSEGÚ, Horacio Javier
ROLDÁN, Guillermo Luis
ROLDÁN, Rubén Gustavo
ROMERO, Mario Javier
SABORIDO, Abel Hernán
SANCHEZ, Jorge
TOLOSA, Jorge Norberto
TOLOSA, Mario Oscar
TORRES, Daniel Omar
TORRES, Julio Ezequiel
TRABONI, Pedro Oscar
VERA, Jorge Ricardo
ZAPATA, Guillermo Daniel.

Derechos reservados Navarro Pueblo. Diseño: www.estudiolovaglio.com.ar